Elegir al amor de tu vida

Escrito por Doctor Orgasmus el . Posteado en Cómo satisfacer a un hombre, Cómo satisfacer a una mujer, Consejos para seducir, General

Elegir el amor de tu vida

Cómo elegir al amor de tu vida:

  • 1- Elige a alguien como si fueras ciego. Cierra los ojos. Fuera modas, fuera tatuajes, fuera silicona, fuera relojes caros, fuera tabletas de abdominales… Intenta abstraerte y observar únicamente lo que te hace sentir esa persona.
  • 2- Elige a alguien que “no lo sepa todo”. Dice el refrán: “El ignorante es poco tolerante”.
  • 3- Elige alguien fuerte y sensible a la vez. Fuerte en el sentido de flexible como son los árboles. Que según sople el viento se sepa doblar a un lado u otro, pero siempre se mantenga en pie.
  • 4- Alguien con vida interior: que trabaje, que escriba, que estudie… Alguien que pueda estar solo pero que prefiera estar contigo.
  • 5- Con valores similares. Los pilares sobre los que levantar cualquier tipo de relación. Ante todo, alquien humilde en quien puedas confiar.
  • 6- Alguien que sea capaz de escuchar.
  • 7- Elige a alguien que se pueda reír de sí mismo. Poder hacer un chiste y reírse de la situación y de sí mismo es muy importante. Con buen carácter.
  • 8- Ser amigos, no sólo amantes.
  • 9- Elige alguien capaz de perdonarte los fallos en los momentos de tensión o de cansancio. Alguien comprensivo.
  • 10- Y por último es importante hacerse estas preguntas:
¿Harías por tu pareja lo que estás dispuesto a hacer por tu mejor amigo? ¿A tratarle igual? ¿Estás dispuesto a escuchar, estás dispuesto a hablar de las cosas de las que tiene ganas de hablar, a prestar atención a los detalles de lo que dice o tiene ganas de hacer?

Nueva especie: el soltero exigente

Escrito por Doctor Orgasmus el . Posteado en Cómo satisfacer a un hombre, Cómo satisfacer a una mujer, Curiosidades, General

Templo del Placer

Solteros exigentes

 

Admitámoslo. Están de moda. Los solteros son la creme de la creme. Ahora que todo va y viene, ahora que las relaciones se han convertido en el nuevo deporte de riesgo del siglo XXI, es la época dorada de las almas solitarias, pero sobre todo de una especie en concreto: el soltero exigente.
Así es, nuestros queridos especímenes solitarios han decidido, además de estar solos, ser exigentes, supongo que para darle más emoción al tema y tentar a la suerte a quedarse soltero de por vida. Y como admiramos a las personas que viven al límite, hemos decidido hacer un estudio minucioso sobre esta criatura maravillosa y sus hábitos de vida, y la verdad, ha sido todo un descubrimiento:

Son el Ghandi del Amor
Hasta ahora no lo sabías, pero el amor fue inventado por un soltero exigente. Solo ellos saben y entienden bien lo que significa el amor. Da igual que haga 5 años que no pasen de la segunda cita o que tengan el Récord Guinness en fracasos amorosos, cuando llega la hora de hablar de amor, su filosofía es la única válida y el resto de parejas del mundo están por estar y en realidad no se quieren.

Profesión: coleccionistas de velas
Porque aunque su carta de presentación sea: estoy abierto a todo, vivo la vida, freelance style papito, etc., la realidad es más bien: “me acuerdo del día exacto en el que follé por última vez”. Este es uno de los efectos secundarios a largo plazo que produce ser un soltero exigente, al final se vuelven inconscientemente sibaritas hasta en la cama.

Son seres detallistas
Tanto es así que como se te ocurra hacer una mueca rara al reírte, cometas un error de sintaxis, respires de una forma extraña o se te escape alguna broma sin gracia, pasarás directamente a su lista: NEXT.

Soltero no; Single
Para ellos, su soltería no es una condición ni un estado; es más que eso: es un lifestyle. Es el hecho de poder ir al gimnasio cuando quieran, salir de fiesta sin horarios y dedicarse a su trabajo a tiempo completo sin dar explicaciones ni soportar sermones. Son seres libres, salvajes e indomables. En pocas palabras, single: la manera guay de decir que van a morir solos.

Son muy creyentes
No sabemos si es en Dios, pero fe tienen y eso es de admirar, porque a pesar de llevar años sin pareja y un sinfín de citas fracasadas, no pierden la esperanza de encontrar a una persona con el siguiente perfil básico: culta, inteligente, con sentido del humor (irónica y sarcástica, nada de payasadas), cariñosa, atenta y a su vez libre e independiente, fiel, pícara (pero sin pasarse), con ambiciones, aventurera pero responsable y con un buen trabajo. Y, obviamente, atractiva. El pack completito. Pues claro que sí, por pedir que no quede. Ahora a rezar un padre nuestro y a dormir. Dulces sueños.

Son psicólogos por vocación y jode parejas por convicción
¿Tienes dudas sobre si dejarlo con tu pareja? Acude a un soltero exigente y disfrutarás de un psicoanálisis minucioso de tu relación, descubrirás cosas sobre tu pareja que ni tú sabías y es posible que posteriormente, lo dejes.

Están enamorados de sí mismos
Se quieren con pasión y son perfeccionistas. Es por esta razón que exigen de la otra persona lo mismo; buscan a alguien que esté a la altura de sus expectativas.

Tienen miedo
Esta es la parte seria del estudio. Cuando conoces a un soltero exigente, si eres capaz de ver más allá de su fachada de fucker, lo primero que te produce es ternura. La mayoría han salido tocados de relaciones anteriores. Que no te engañe su discurso de killer freelance, cuando les escuches alardear sobre su situación, no digas nada, quédate en silencio y abrázales.

Son Únicos
Porque, a pesar de dárselas de psicólogos destructivos, de pasarse el día juzgando al resto de parejas del mundo y le pongan pegas a cada persona que se cruza en su camino, son una especie auténtica que no se conforma, que no hace lo que debe, sino lo que quiere y que mientras algunos creen que la pasión dura 3 años, ellos sí creen en él para siempre y se niegan a vivir una relación, una vida, sin pasión. Y es que le dan al amor el valor que se merece, y sí, quizás tarden años o les cueste una lista infinita de hostias emocionales, pero cuando se enamoran son únicos, una auténtica especie en extinción.

 

CÓDIGO NUEVO (18 de febrero 2015)

LAS PEORES FRASES QUE PUEDES DECIR A LA MAÑANA SIGUIENTE

Escrito por Doctor Orgasmus el . Posteado en Cómo satisfacer a un hombre, Cómo satisfacer a una mujer, General

Las 30 peores frases que puedes decir a la mañana siguiente:

 

LAS PEORES FRASES QUE PUEDES DECIR A LA MAÑANA SIGUIENTE


1. Mejor no se lo contamos a nadie.
2. Mira, que no te lo había dicho, pero que tengo pareja.
3. ¿Quieres un vaso de agua antes de irte?
4. Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir.
5. Dice mi madre que si te quedas a comer.
6. Dime que tienes el condón puesto.
7. ¿Eso que llevas es un pijama con ositos?
8. Qué pereza.
9. No te convengo, créeme.
10. Mira, acabo de salir de una relación y …
11. No me mires a la cara, que estoy sin depilar.
12. Siempre he querido tener un amigo como tú, con el que dormir sin que pase nada.
13. Creo que contándote a ti ya me lo he hecho con todo el grupo
14. Lo único importante para mí es mi trabajo.
15. Me había prometido que esto no iba a pasar.
16. ¿Te importa acompañarme a coger un taxi?
17. Te he llegado un whatsapp, dice tu novia que si estás.
18. ¿Dónde está tu amigo?
19. ¿Qué huele tan mal?
20. ¿Me puedes quitar ya las esposas si eres tan amable?
21. ¿Te importa quitarte ya mis bragas?
22. ¿Me dejas un juego de llaves?
23. ¿Qué preferirías, niño o niña?
24. He sacado dos entradas para el cine esta noche.
25. Nos están esperando en la boda de mi prima, di que te llamas Juan Carlos.
26. Tengo miedo a enamorarme.
27. Te querré siempre.
28. Tenemos que hablar.
29. Tengo tantas cosas que contarte.
30. Este va a ser tu cepillo de dientes.

5 ideas para sorprender a tu pareja esta nochevieja

Escrito por Doctor Orgasmus el . Posteado en Cómo satisfacer a un hombre, Cómo satisfacer a una mujer

Se acerca una de las noches más esperadas del año (el fin de año), y que mejor forma de sorprender a tu pareja que haciendo cosas con las que realmente le sorprenderás y que no se espera.

sorprende a tu pareja

sorpresas nochevieja

 

En el postre vete calentando un poco el ambiente contándole lo que le quieres hacer esa noche, cuéntale cosas que no se espere y que no quiera ni terminarse el postre.

 

Utiliza una ropa interior que sea inusual y muy sugerente, además depílate de forma diferente, vamos que pueda ver algo a lo que no este habituado.

 

Practica sexo en un lugar inesperado, deja los hábitos a un lado y acostaros en un ascensor, unas escaleras o un en cualquier otro lugar público que realmente no se espere.

 

Unta tu cuerpo con sabores que sepas que realmente le apasionan y a comer se ha dicho.

 

Añade algunos juguetes que te puedan servir para darle placer, que sea una nueva experiencia para ambos.

 

Y que mejor forma de celebrar esta nochevieja que eligiendo un buen plan para hacerlo, vamos que todo comience bien y que acabe muchísimo mejor.

Las verdaderas razones por las que rechazamos a las personas antes de darles una oportunidad

Escrito por Doctor Orgasmus el . Posteado en Consejos para seducir, Curiosidades, General

Hay una nueva técnica que se está poniendo de moda, se llama el método “terminemos antes de empezar”.
Probablemente surgió de una cultura de citas bañada en las redes sociales y se ha vuelto tan popular y ampliamente usada como la igualmente utilizada técnica de no-responder-mensajes.

Estamos conociéndonos rápidamente y dejándonos ir a la misma velocidad. Damos nuestros datos y los escondemos igual de rápido. Constantemente nos conectamos y desconectamos.

Rechazamos cualquier cosa que parezca remotamente una cita o cualquier tipo de situación donde alguien podría resultar dañado.

Pero, ¿por qué? ¿De dónde salieron todos estos rechazos? ¿Cuándo nos convertimos en una generación que no termina nada?

¿Cuándo empezamos a rendirnos a mitad de camino solo porque preferimos irnos a casa que ver lo que podría estar esperándonos al otro lado? ¿Cuándo dejamos de querer jugar y nos empezamos a convertir en esos niños que solo miran el juego?

Templo del Placer

En algún momento del camino nos volvimos menos atrevidos, con menos confianza y menos agallas. En algún momento del camino decidimos que era más fácil rechazar a las personas que darles una oportunidad:

1. Tenemos miedo

Es más fácil dormir por las noches si sabes que te alejaste. Es más fácil decir que tú fuiste quien terminó. Es más fácil dañar a alguien antes de que esa persona tenga la oportunidad de hacerte daño a ti.

Pero, ¿es mejor estar solo y perder oportunidades o es mejor arriesgarse a sufrir un poco?

 

2. Nunca es el momento indicado

¿Cuándo es el momento indicado para conocer a alguien? ¿Cuándo es el momento indicado para formar una relación? Noticias de último minuto: No existe el momento indicado para enamorarse.

O sucede, o no sucede. No pasa cuando estás lista financieramente o cuando estás emocionalmente estable. No sucede cuando has decidido que es el momento y todo está en orden. Sucede cuando no estás listo. Sucede cuando tu vida está en caos y eres un desastre.

 

Templo del Placer

3. Pensamos que son demasiado buenos para nosotros

Asumir que alguien es demasiado bueno para nosotros es sacar el corazón de tu pecho y entregarlo en bandeja de plata. ¿Por qué estás cediendo todo el poder?

Todos somos iguales, especialmente en el amor. Sólo porque ella puede que sea la más guapa con la que has estado o él el chico más apuesto que conoces, no significa que merezcan tu miedo.

Rechazar a las personas porque tienes miedo de que te hagan daño es como retirarse antes de que comience la vida.

 

4. Ocultamos el entusiasmo por alguien

La opinión de los amigos y desconocidos se ha convertido en una opinión válida en esta nueva cultura de citas que hemos creado. Solemos ocultar muchos datos de las relaciones que tenemos para evitar que se nos vea demasiado entusiasmados. Así evitamos que nos digan “te lo dije” si luego todo termina.

Pero cuando se trata de AMOR, eso no existe. Si esa persona te hace feliz, o podría hacerte feliz, entonces ¿por qué tienes que ocultarlo? ¿Por miedo a que salga mal?

 

5. Vimos algo y no lo podemos olvidar

Ya sea un pequeño tic en su ojo o una risa extraña. Nos gusta encontrar algo que nos dé una razón para alejarnos.

Porque todos estamos buscando la perfección… y la perfección es imposible.